II Coloquio Internacional: Ciudades del Turismo







  Presentación   Directorio  Comité Editorial   Comité Asesor   Presentacion de originales
Tesis 
Volumen I, Numero 1, Septiembre de 2008
Volumen I, Numero 2, Enero de 2009
Volumen I, Numero 3, Abril de 2009
Topofilia:
Revista de Arquitectura, Urbanismo y Ciencias Sociales
Centro de Estudios de América del Norte, El Colegio de Sonora
Volumen I, Número Tres, Abril de 2009

Arquitectura y turismo

 

Manuel Lerín Gutiérrez*

 

Ideas centrales

El turismo sólo ha empezado a recibir una atención crítica sistemática a partir de los 90’s.; el tema nos introduce en el análisis de cuestiones sociales, históricas y artísticas; como el impacto del turismo en el entorno construido, debido a que el turismo es una industria que incluye monumentos, museos, edificios de uso espacial, hoteles; así como la gestión de espacios urbanos y rurales, esto determina las tendencias y formas  de actuación y prácticas proyectuales de arquitectos y urbanistas.

La variedad de casos desde ruinas y monumentos históricos, construcciones turísticas contemporáneas, el mundo de los subvenirse, experiencias turísticas  dirigidas, entornos artificiales con referencias histórico-culturales; la génesis histórica de los gustos y prácticas de los turistas, de la búsqueda de lugares con poder cultural y la evolución de las formas de viajar y narrar.

El entorno construido, los comportamientos y prácticas que dan significación a los procesos turísticos y la monumentalidad efectiva de lugares; la historicidad intrínseca del mundo del turismo cultural, con énfasis en las ruinas, la monumentalidad, los emblemas, la sacralidad de ciertos espacios, la compleja referencialidad y la reflexividad histórico-cultural de las actividades turísticas; las múltiples formas en que le turismo intenta homogeneizar lugares y temas a través de la fragmentación y la cosificación, del turismo a gran escala en un sistema mundial capitalista y neoliberal.

 

Palabras clave: Turismo, entorno construido, prácticas proyectuales.

 

Arquitectura y turismo

El turismo se encuentra entre las mayores industrias mundiales; millones de turistas recorren el planeta visitando sitios, haciendo fotos, leyendo guías turísticas, comprando postales y suvenires; los dos últimos siglos han sido testigos de un incremento de la homogeneización de lugares turísticos en todo el mundo, monumentos históricos, destinos exóticos de vacaciones se ha rediseñado y empaquetado para el consumo de masas mediante distintos enfoques de los medios de comunicación de masas, estudios especializados y mitos populares.

Se ha producido una nueva conceptualización de la historia de edificaciones, ciudades, algunos se preservan y potencian y otros se dejan se olvidan, mediante iniciativas al servicio de objetivos políticos, culturales, económicos y académicos.

            La relación entre la práctica moderna del turismo y el entorno construido, la representación y la acepción del lugar turístico dentro de diversos contextos culturales, como se ha utilizado la fotografía, el cine, los suvenires para facilitar la transmisión y mitificación de lugares, como sea han institucionalizado los itinerarios, las bibliografías y los comportamientos turísticos para el consumo popular

*       El turismo, el mayor desplazamiento de seres humanos en tiempos de paz en la historia universal, vinculada con la actividad de nuestro tiempo el ocio, el tiempo libre; los operadores turísticos, empresas relacionadas y las consultoras, proporcionan información sobre la estructuración y el beneficio de las actividades turísticas.

El turismo sólo ha empezado a recibir una atención crítica sistemática a partir de los 90’s.; el tema nos introduce en el análisis de cuestiones sociales, históricas y artísticas como el impacto del turismo en el entorno construido, debido a que el turismo es una industria que incluye monumentos, museos, edificios de uso espacial, hoteles; así como la gestión de espacios urbano y rurales, esto determina las tendencias y formas  de actuación y prácticas proyectuales de arquitectos y urbanistas.

*       El turismo no es un fenómeno que los profesionales puedan controlar, se sitúa en el ámbito de las políticas económicas y culturales de la sociedad actual, de la evolución histórica de los gustos y costumbres del creciente número de turistas; el turismo es una creación conjunta de turistas, empresarios y proyectistas.

La variedad de casos desde ruinas y monumentos históricos, construcciones turísticas contemporáneas, el mundo de los subvenirse, experiencias turísticas  dirigidas, entornos artificiales con referencias histórico-culturales; la génesis histórica de los gustos y prácticas de los turistas, de la búsqueda de lugares con poder cultural y la evolución de las formas de viajar y narrar.

 

*       El proceso de análisis del turismo como fenómeno y como conjunto de prácticas culturalmente generativas.

 El entorno construido, los comportamientos y prácticas que dan significación a los procesos turísticos y la monumentalidad efectiva de lugares; la historicidad intrínseca del mundo del turismo cultural, con énfasis en las ruinas, la monumentalidad, los emblemas, la sacralidad de ciertos espacios, la compleja referencialidad y la reflexividad histórico-cultural de las actividades turísticas; las múltiples formas en que le turismo intenta homogeneizar lugares y temas a través de la fragmentación y la cosificación, del turismo a gran escala en un sistema mundial capitalista y neoliberal.

La historia y los monumentos no fueron construidos, esta conversión del turismo en producto, supone una serie de cosificaciones de objetos que prueban que ha tenido lugar un acto de presencia, un acto que potencia el estatus del turista, el turismo cultural depende de algo más que de generar experiencias de lugares, estas vivencias tienen que comprarse y venderse, materializarse en fotos y suvenires como elemento esencial para el sostenimiento de la práctica turística.

Los procesos culturales e históricos del turismo se han divorciados del pasado, la creación de atracciones turísticas intencionadas; la diferencia entre la autenticidad histórica y los lugares contemporáneos de entretenimiento o parques temáticos.

El pasado es todavía un factor clave en la capacidad de atracción de los entornos turísticos actuales; resulta difícil mantener la distinción entre la propia historicidad y los lugares turísticos de entretenimiento; la arraigada distinción entre lugares culturalmente auténticos y experiencias culturalmente escenificadas, nuestra idea de que el pasado es un valor pleno, que el presente es culturalmente menos valioso.

Las múltiples formas de productividad cultural asociadas al turismo contemporáneo, cuestiones de identidad étnica y nacional, nuestro sentido del valor en la apreciación del pasado.

*       Un enfoque más amplio sobre el turismo, una propuesta centrada en las conexiones entre complejidad del entorno construido, los sistemas culturales de los usuarios del entorno, las complejidades de lo que se considera como histórico y monumental y los esquemas diversos y divergentes que aportamos para nuestra apreciación del pasado, del presente y del futuro.

La distinción entre dos tipos de turismo: los lugares históricos y monumentos, que reverencian el pasado y los complejos turísticos, los parques temáticos construidos en contextos totalmente nuevos y artificiales; la bondad del pasado resulta estar basada en un proceso muy complejo de fragmentación, distinción y construcción cultural que hace que el pasado sea inteligible en una especie de relación de contraste positiva o negativa con el presente.

            La movilidad física, parte del origen del turismo contemporáneo del grand tour, su vinculación con la clase social; sólo la gente con recursos poseía los medios para trasladarse de un lugar a otro a voluntad, dejando en suspenso el proceso diario de ganarse la vida a favor del ocio, los viajes y la observación, el transporte de masas, el turismo de masas a complejizado la cuestión de clase y el turismo están estrechamente entrelazados y el mundo del entorno construido abarca todas las dimensiones; utilizar este conocimiento para promover una buena práctica de la arquitectura.

 

Desastre turístico

El turismo es un pilar de la economía que para muchos países, incluido México, está en riesgo. Esta actividad como otras se encuentran relacionadas con el ambiente natural, con el incremento y agudización de fenómenos meteorológicos vinculados al cambio climático; no existen políticas públicas que aborden de manera conjunta.

Los gobiernos se limitan a la presentación periódica de programas sin un contenido viable, sin metas concretas; en lo que respecta al turismo, se antepone una ley Federal de Turismo ya obsoleta, que ha permitido un crecimiento desordenado y depredador de la industria turística, que no vincula a esta actividad económica con la problemática ambiental que alcanza magnitudes de gravedad hoy día.

Las omisiones que se cometan en materia ambiental afectaran al 8 porciento del producto interno bruto del país, porcentaje representado por la actividad turística en México, lo que pronostica un deterioro ya anunciado.

 

Evidencias

El derretimiento de los casquetes polares, lluvias torrecianles, huracanes, inundaciones, sequías, incendios, etc., las evidencias del cambio climático han tomado proporciones nunca antes vistas; esto afecta los destinos turísticos modificando las decisiones de los turistas, de los viajeros.

El Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (PICC) advierte que de acelerar o mantener las emisiones actuales de gases invernadero (GEI), el promedio mundial de las temperaturas de superficie aumentará de 1.8 a 4.0 grados centígrados para finales del siglo XXI; los especialistas señalan que aunque las concentraciones de GEI se estabilicen en el nivel actual, la Tierra seguiría calentándose como consecuencia de las emisiones anteriores y de la inercia térmica de los océanos; por lo que las reacciones por el calentamiento durarían siglos.

El turismo es uno de los sectores que contribuye al aumento de los GEI, la Organización Mundial del Turismo (OMT), EL Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) Y la Organización Meteorológica Mundial (OMM) coinciden en que las emisiones de bióxido de carbono (CO2) procedentes de la actividad turística internacional son responsables de casi el 5% del total l alojamiento causa alrededor de 21% del total de emisiones del sector turístico.[1]

Tabla.

            La tendencia de producción de GEI va en aumento; en 2007, 831 millones de personas tomaron un vuelo internacional y 1, 249 millones volaron dentro de su país; esto representa un incremento del 11% en el tráfico internacional y 8% en el doméstico, respecto a 2006.

En cuanto al alojamiento, las cadenas de grandes hoteles producen más emisiones que las pensiones, los apartamentos con cocina o los terrenos para el camping, porque consumen más energía para hacer funcionar sus instalaciones; Las emisiones de las actividades turísticas están directamente relacionadas con la cantidad de energía de combustibles fósiles que consumen; se estima que las emisiones del turismo crecerán a un ritmo de 152% entre 2005 y 2035 si no se toman medidas para reducirlas.

Dada la íntima relación entre turismo y medio ambiente, es claro que se trata de un sector económico ligado a los factores climáticos; las manifestaciones regionales del cambio climático repercutirán decisivamente en los destinos turísticos, lo cual obligará a todos adaptarse. El cambio climático ya está dejando su huella en los destino de todo el mundo e influye en las decisiones que adoptan en el sector turístico.

Tabla 1.

La tendencia de producción de GEI va en aumento; en el año 2007, 831 millones de personas tomaron un vuelo internacional y 1,249 millones volaron dentro del país, esto representa un incremento un incremento de 11 % en el tráfico internacional y 8 % en el doméstico, respecto al año 2006.

En cuanto al alojamiento, los grandes hoteles producen más emisiones que las pensiones, los apartamentos con cocina o los terrenos de camping, consumen más energía para hacer funcionar sus instalaciones; las emisiones de las instalaciones turísticas están directamente relacionadas con la cantidad de energía de combustibles fósiles que consumen; se estima que las emisiones del turismo crecerán a un ritmo de 152 %, entre 2008 y 2035, si no se toman medidas para reducirlas.

Dada la relación entre turismo y medio ambiente, es claro que se trata de un sector económico ligado a los factores climáticos; las manifestaciones regionales del cambio climático ya está dejando su huella en los destinos de todo el mundo e influye en las decisiones que adoptan en el sector turístico.

De los diferentes tipos de turismo, dos ya experimentan afectaciones debidas al cambio climático: el de playa y el de deportes de invierno; las playas han sufrido erosión a causa de tormentas intensas, así como la proliferación de algas e infestación de medusas por el incremento de la temperatura del mar; los huracanes, inundaciones y sequías han sido más frecuentes en estos últimos años.

Los destinos de playa se verán afectados por el aumento en el nivel medio del mar; durante los pasados 100 años, en todas la latitudes la elevación del nivel del mar ha sido más o menos de 15 centímetros.

Las comunidades y los hábitats de las costas se verán cada vez más afectados, debido a las tensiones producidas por los impactos del cambio climático en interacción con el desarrollo y la contaminación; el crecimiento de la población, unido al creciente valor de las infraestructuras de las infraestructuras en las zonas costeras, aumenta la vulnerabilidad a la variabilidad climática y al cambio climático, se espera que las pérdidas sean mayores si la intensidad de las tormentas tropicales aumenta,

En las regiones donde aumente la intensidad o frecuencia de los fenómenos meteorológicos extremos, se incrementará el costo económico y social de los desastres naturales.

Un aumento modesto en la temperatura, junto con la acidificación de los océanos y la contaminación, aumenta el daño a los corales, a los moluscos y a otros organismos con esqueleto de carbonato de calcio, la acidificación de los océanos disminuye el calcio disponible en el mar, con un aumento de 0.1 unidades en el pH del océano, las repercusiones ya son visibles, se espera que en 30 años la acidificación aumente a 0.2 unidades.

El agua es otra preocupación, al igual que la desertificación que afecta a varias partes del mundo; en áreas semidesérticas hay una competencia voraz por el recurso; en estas zonas existe una lucha entre las necesidades de agua en las comunidades locales y la que emergen del desarrollo turístico, ya que el consumo del visitante es mucho mayor que el de un residente.

En los años resientes, la sequía ha adquirido relevancia por los daños que ocasiona, que con frecuencia superan a los que producen otros fenómenos hidrometeorológicos, esta situación podría agravarse con el calentamiento atmosférico asociado al cambio global, entre cuyas secuelas está el aumento en la frecuencia de sequías en determinadas zonas del planeta; se trata de uno de los más serios problemas que enfrentará la humanidad, en especial los países ubicados en las regiones subtropicales, donde los altos niveles de radiación solar y evaporación se combinan con escasas precipitaciones y favorecen la recurrencia de períodos prolongados de sequía en áreas extensas.

Para mediados de siglo, se prevé una disminución de entre 10 y 30 % en algunas regiones secas en latitudes medias y en las zonas tropicales secas, algunas de las cuales ya son regiones con escasez del recurso hídrico.

México

México ya resiente las consecuencias de huracanes de mayor intensidad, sequías, inundaciones y erosión costera; a nivel nacional, el turismo de sol y playa es el que tiene mayor demanda; después de la ciudad de México, los destinos que reciben más turistas son: Cancún, Los Cabos, Puerto Vallarta, Acapulco, Mérida, Mazatlán, Cozumel, Ixtapa y Tijuana.

La relación entre los efectos del cambio climático y el turismo mundial no está plasmada en las políticas públicas; México no es la excepción, no hay indicios de que el gobierno federal esté preparando acciones de adaptación y mitigación de los efectos del cambio climático en relación con el desarrollo de la industria turística.

El turismo representa una actividad económica importante: es el tercer ingreso económico y representa casi al 8 % del Producto Interno Bruto (PIB); en el objetivo 12 del Plan Nacional de Desarrollo se señala que se busca hacer de México “un país líder en la actividad turística, a través de la diversificación de sus mercados, productos y destinos, así como el fomento a la competitividad de las empresas del sector, de forma que brinden un servicio de calidad internacional”.

En este Plan se prevé aumentar en 35 % el número de turistas internacionales para el  año 2012; la visión al año 2030 establece como una de sus metas: “que 46 millones de turistas internacionales nos visiten cada año y que esto genere un ingreso anual de 39 mil millones de dólares”, lo que implica casi duplicar el número de turistas extranjeros que llegan actualmente a nuestro país: 21.4 millones.

Tanto en Plan Nacional de Desarrollo como la Visión al 2030 no integra las consecuencias del cambio climático y el turismo, esto compromete el futuro del desarrollo de la industria turística.

Glosario

Turismo[2]

La arquitectura, a diferencia de otras expresiones artísticas (como la escultura o la pintura) es difícilmente transportable. Sin embargo grandes obras de arquitectura han sido desmontadas y trasladadas a museos con el fin de estudiarlas y mostrarlas (como parcialmente, el Partenón de Atenas, ciertas iglesias románicas…). Ante esta imposibilidad, los parques temáticos…, que simulan entornos culturales completos (incluyen arquitectura, folclore, costumbres, alimentación…) son una muestra de esta voluntad de conocer culturas sin trasladarnos físicamente a su lugar de origen. Esta nueva actitud hace, más valiosa la posesión de una ciudad de elementos originales que poder mostrar in situ, allí donde fueron construidos y crear a partir de ellos circuitos turístico-culturales;…si una ciudad posee elementos arquitectónicos y culturales, deberían ser puestos en valor con el fin de potenciar un flujo de visitantes y un flujo económico.

Ver extranjería y forastería

El mayor interés del fenómeno turístico radica precisamente en la exacerbada manifestación de un proceso presente, de uno u otro modo, en la mayoría de los territorios –y escenarios- contemporáneos (físicos y virtuales): la constante simultaneidad de elementos extraños –forasteros- en ámbitos de acogida ajenos. Visitantes (utilizando un término no solamente aplicable a individuos “en tránsito” sino a objetos, imágenes, signos, mensajes o fabricaciones “desplazados”) dispuestos sobre un espacio anfitrión.

En esa particular relación entre visitante y anfitrión, pero también entre extrañamiento y localización, entre intervención y conservación, entre colonización y paisaje, radica la clave de un proceso generalmente menospreciado pero de clara dimensión contemporánea.

Hoy podemos hablar de un turismo físico y n turismo –o voyeurismo- virtual. El turismo del mañana combinará ambas experiencias.

 

Bibliografía

Borja, Jordi y Castells, Manuel, “Local y global, La gestión de las ciudades”, en La era de la información, Taurus, Grupo Santillana de Ediciones, Primera reimpresión, México, 2002.

Castro, Mª. Eugenia, “El mito del desarrollo sustentable y la sustentabilidad urbana”, en Diseño y Sociedad, no. 8, Otoño, México, 1998. 

Descola, Philippe y Pálsson, Gísli (coordinadores). Naturaleza y sociedad, perspectivas antropológicas, Siglo XXI Editores, México, 2001.

Edwards, Brian, Guía básica de la sostenibilidad; Editorial Gustavo Gili, Barcelona, 2004. 

Esteban, Iñaki.  El efecto Guggenheim, del espacio basura al ornamento, Editorial Anagrama, Barcelona, 2007.

García Canclini, Néstor, La globalización imaginada, Editorial Paidós Mexicana, reimpresión, México, 2000. 

García Vázquez,  Carlos. Ciudad hojaldre, visiones urbanas del siglo XXI, Editorial Gustavo Gili, Barcelona, 2004.

Ianni, Octavio. Teorías de la Globalización, Siglo XXI Editores, México, 2006. 

Lasansky, D. Medina.  Arquitectura y turismo, percepción, representación y lugar. Editorial Gustavo Gili, Barcelona, 2006.

Leff, Enrique, Exequiel Ezcurra, Irene Pizanty y Patricia Romero (Compiladores). La transición hacia el desarrollo sustentable, perspectivas de América Latina y el Caribe, Editado por INE-SEMARNAT, UAM, PNUMA, México, 2002. 

Leff, Enrique. Saber ambiental: sustentabilidad, racionalidad, complejidad, poder, Siglo XXI Editores, México, 1998.

Lovelock, James. La venganza de la tierra; la teoría de Gaia y el futuro de la humanidad, Editorial Planeta Mexicana, México, 2007. 

Morin, Edgar, Introducción al pensamiento complejo, Sexta reimpresión, Editorial Gedisa, Barcelona, 2003.

Morin, Edgar. El método  I / La naturaleza de la naturaleza, Ediciones Cátedra, Madrid, 1997. 

Muxí, Zaida. La arquitectura de la ciudad global; Editorial Gustavo Gili, Barcelona, 2004.

Naredo, José Manuel. Raíces económicas del deterioro ecológico y social, Siglo XXI de España Editores,        Madrid, 2007. 

O´Connor, James.  Causas naturales, ensayos de marxismo ecológico, Siglo XXI Editores, México, 2001.

Olivera Bonilla, Alejandro. Del cambio climático al desastre turístico; Greenpace México, 2007.  

Porte Goncalves, Carlos Walter. Geo-grafías, movimientos sociales, nuevas territorialidades y sustentabilidad, Siglo XXI Editores, México, 2001.

Rogers, Richard, Ciudades para un pequeño planeta, Editorial Gustavo Gilli, Barcelona, 2000.

 

 

 


 

Ficha bibliográfica:

LERÍN GUTIÉRREZ, M. Arquitectura y turismo. Topofilia. Revista de Arquitectura, Urbanismo y Ciencias Sociales. Hermosillo: Centro de Estudios de América del Norte, El Colegio de Sonora, 1 de abril de 2009, vol. I, núm. 3.

<http://topofilia.net/coloquio09lerin.html>.

 



* Arquitecto, Maestría en Arquitectura, Facultad de Arquitectura UNAM, Profesor Investigador Tiempo completo en la Universidad Autónoma Metropolitana Xochimilco; División de Ciencias y Artes para el Diseño; Departamento de Métodos y Sistemas; integrante del Área de investigación Espacios habitables y medio ambiente y de la Licenciatura  en Arquitectura. Correo electrónico: mlerin@correo.xoc.uam.mx

[1] Turismo y cambio climático; hacer frente a los retos comunes 2007, Organización Mundial de Turismo.

[2] Diccionario metápolis de arquitectura avanzada; cuidad y tecnología en la sociedad de la información, edit. ACTAR.


 


 


 


 









Topofilia: Revista de Arquitectura, Urbanismo y Ciencias Sociales 2008
Bajo Licencia Creative Commons 2.5